El labio leporino y paladar hendido

Los puntos faciales que forman el labio y las crestas palatinas las cuales tienen que formar el paladar no se han soldado durante la embriogénesis. La fisura afecta al labio, al paladar y las encías. Pero a veces también podemos encontrar la encía intacta, sin estar abierta.

El labio leporino puede ser ancho, dependiendo de este afectara o no a la falta de hueso. Son los músculos que han separado los bordes. El labio leporino y el paladar hendido pueden ser unilateral (foto 1) o bilateral (Fig. 2). A menudo podemos encontrar la nariz deformada, sobre todo cuando la fisura es unilateral, pero se puede reparar completamente por medio de cirugía. Cuando la fisura afecta la encía, el incisivo lateral puede faltar o estar duplicado.

La comunicación entre la boca y la nariz, asociada con el paladar hendido interfiere con la alimentación. Nosotros ponemos una placa palatina de resina para facilitar la toma del biberón (ver paladar tratamiento de la placa palatina).

El labio y la nariz se operan durante el primer mes de vida en una sola operación (ver el tratamiento el labio), el paladar se cierra en una segunda cirugía a la edad de 6 meses (ver el tratamiento el paladar).

Fisura labiopalatina bilateral | Fisuras Labiopalatinas

El labio leporino y paladar hendido bilateral

Fisura palatina bilateral asimétrica | Fisuras Labiopalatinas

El labio leporino y paladar hendido Bilateral asimétrica

Fisura labiopalatina unilateral de un bebé | Fisuras Labiopalatinas

El labio leporino y paladar hendido unilateral