Ecografía 4D

Se realizan diferentes ecografías a lo largo del embarazo. Estas permiten hacer un seguimiento del feto y detectar cualquier malformación o anomalía que pueda afectar al bebé.

Estas ecografías no son infalibles, y no siempre permiten detectar las malformaciones del feto. De hecho, en función de su posición, ciertas partes del cuerpo pueden estar escondidas.

La ecografía 4D se basa en el mismo principio que la ecografía 3D. Durante el examen, el profesional podrá mostrar una imagen precisa del bebé como tal. La diferencia entre estos dos tipos de ecografías es que la ecografía 3D es una imagen estática del bebé, mientras que con la ecografía 4D, se obtiene un video del bebé.

Al igual que la ecografía 3D, la ecografía 4D permite analizar perfectamente la cara del bebé y así detectar la eventual presencia de un labio leporino.
El radiólogo podrá también analizar perfectamente y anticipar la cirugía reparadora.