Ecografía 3D

A lo largo del embarazo, se realizarán varias ecografías para hacer un seguimiento del desarrollo del bebé, conocer la edad del feto o prever la fecha de nacimiento. Estas ecografías permiten igualmente detectar anomalías o malformaciones del feto, tales como los labios leporinos.

La ecografía en 3D permite obtener una imagen en relieve del feto y al mismo tiempo tener una visión global del bebé. De hecho, este tipo de ecografía da una imagen precisa de la cara del bebé. Se trata de un verdadero retrato del bebé en el útero. Si existe una malformación de la cara, puede ser perfectamente analizada. La imagen tridimensional corresponde perfectamente a lo que se verá en el nacimiento, no habrá un empeoramiento en comparación con el diagnóstico prenatal.

Al igual que para la ecografía en 2D, será difícil de detectar la presencia de un paladar hendido, que no es visible desde el exterior.